¿Es un eléctrico? ¿Es un híbrido? ¡Es un hidrógeno!

¿Es un eléctrico? ¿Es un híbrido? ¡Es un hidrógeno!

BMW acaba de dar a conocer su imponente prototipo denominado BMW i8 Hydrogen Fuel Cell que, efectivamente, se trata de un nuevo vehículo híbrido que combina baterías eléctricas con toda la potencia del hidrógeno.

Se trata de una colaboración con Toyota, de quien hereda el Fuel Cell Electric Vehicle (FCEV) para crear un coche capaz de aportar hasta 300 Km de autonomía, aparte de lo que las baterías eléctricas pudieran sumar al total.

Pese a tratarse de un vehículo prototipo, parece estar muy avanzado, hasta el punto de que en BMW esperan que si todas las pruebas son satisfactorias, este vehículo basado en hidrógeno se ponga a la venta en 2020, claro que no hablan ni de precios ni de gama disponible. El simple hecho de basarse en el modelo BMW i8 ya da una idea de que económico, precisamente, no va a ser. Al menos el resultado visual es absolutamente impresionante.

Comentarios de la red

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *