¿Fumar influye en la conducción?

¿Fumar influye en la conducción?

Fumar mientras se conduce es un tema controvertido en el que no solo entran razones obvias de salud. Aunque el vehículo sea tuyo y consideres que tienes todo el derecho a fumar en él, quizás debas tener en cuenta una serie de factores para reflexionar y ver qué tipo de consecuencias puede conllevar. Piensa que no solo entra en juego tu seguridad al volante, sino la de todos los que te acompañan en tu coche y en la vía.

Desde Neumáticos Expert queremos comentarte la relación que existe entre el tabaco, las distracciones en la conducción y el riesgo de accidentes.

 

 

 

Distracciones

Fumar no es un hecho aislado. En primer lugar te distraes pensando en fumar, después coges la cajetilla, la abres, sacas el cigarrillo, buscas el encendedor… Sin olvidar el humo que resulta molesto para la visibilidad, las cenizas que pueden caer en la ropa o las brasas que se desprenden inoportunamente del cigarrillo. Estos son muchos gestos que conllevan apartar la mirada de la carretera, no estar atento a lo que sucede en la vía y perder la concentración absoluta que debemos mantener al volante.

 

Capacidad de reacción

La capacidad de reacción disminuye no sólo por las distracciones que comentábamos en el punto anterior, sino porque también tienen una razón de ser física. El monóxido de carbono disminuye la capacidad de atención y, por tanto, de reacción. No olvidemos que el tabaco es tóxico y sus componentes nos afectan a nivel físico: aumenta la presión sanguínea, afecta al sistema nervioso disminuyendo los reflejos y la respuesta a los mismos, favorece la aparición de dolores de cabeza y la fatiga, aumenta el cansancio ocular y propicia la somnolencia.

 

Sanciones

Fumar, como acto en sí, no está prohibido. Lo que sí es motivo de sanción es arrojar colillas por las ventanillas, lo que supone una penalización de 200 euros y perder 4 puntos del carné de conducir.

 

Motivo de accidentes

Varios estudios estipulan que los conductores fumadores se ven implicados en el doble de accidentes básicamente por las distracciones que comentábamos. Según la DGT, la distracción al volante causa más del 30% de los accidentes.

 

Devalúa tu coche

Por si fuera poco, influye en la compraventa de coches. Un coche de segunda mano en el que se ha fumado tiene aproximadamente el 42% menos de posibilidades de ser comprado respecto a otro en el que no se haya fumado. Además del deterioro notable de la tapicería, el ambiente impregnado de humo permanece durante bastante tiempo en el interior del vehículo.

 

Si mientras conduces sientes mucha necesidad de fumar y no puedes esperar a encender un cigarrillo hasta el final del viaje, lo más aconsejable es que te detengas en un área de servicio con tranquilidad aprovechando los descansos aconsejados cada dos horas.

Si el trayecto es corto, recuerda estas reflexiones y espera a llegar a destino. Lo disfrutarás más, con seguridad.

 

Comentarios de la red

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *