Neumáticos Inteligentes: cómo funcionan

Neumáticos Inteligentes: cómo funcionan

Tipos de neumáticos hay muchos. Las marcas cada año desarrollan sus productos con la mejor tecnología del mercado y siempre pensando en la seguridad de los conductores. Cada vez son más los neumáticos llamados inteligentes, pero ¿sabemos cómo funcionan éstos? ¿Qué mejoras nos pueden ofrecer frente a los neumáticos convencionales?

Desde hace ya unos cuantos años estamos oyendo hablar de los neumáticos inteligentes, un tipo de neumáticos desarrollados con última tecnología que no está dejando indiferente a quienes los han probado ya. Con un software específico que, entre otras cosas, avisa al conductor cuando hay que cambiarlos.

Cómo funciona un neumático inteligente

El neumático inteligente es capaz de adecuar la superficie de contacto con el asfalto según las condiciones de conducción. Esto es, la banda de rodadura se estrecha según aumenta la velocidad del coche para ofrecer una menor resistencia al aire y reducir el riesgo de aquaplaning cuando la carretera esté mojada. Por el contrario, la rodadura se ensancha a baja velocidad y durante la frenada.

Para poder detectar estos cambios durante la conducción, estos neumáticos poseen un ingenioso sistema magnético en el flanco interno de la cubierta que se comunica con los sistemas electrónicos del coche.

Estos flancos están cubiertos por hierro magnetizado que crean un campo bipolar. Unos sensores detectan el paso de esos polos magnéticos durante el giro, así saben si la rueda gira con normalidad o hay deformaciones, la temperatura y la presión de los neumáticos.

Marcas de neumáticos inteligentes

Los neumáticos inteligentes son un paso más hacia nuestra seguridad en carretera. Michelin y Goodyear son dos marcas que trabajan en este tipo de neumáticos, aunque no son las únicas.

El neumático impinchable de Michelin, es el primer neumático que se autorrepara. Un neumático que es capaz de seguir rodando aún haya pisado un clavo. Ofrece seguridad y fiabilidad.

En cuanto a Goodyear Dunlop, la marca ha desarrollado un neumático que se infla solo para mantener la presión correcta de la rueda sin necesidad que la inflemos nosotros. Un sistema complejo que funciona con el propio movimiento del neumático. También ha desarrollado un prototipo de neumático equipado con un chip en su interior, que se comunica con el ordenador del coche para mejorar la experiencia de conducción.

El chip envía datos como la presión, la temperatura y las características del neumático. El ordenador con estos datos, puede adecuar el comportamiento de otros sistemas como el ABS, el control de tracción o el control de estabilidad ESP, para que su funcionamiento sea más preciso.

Los neumáticos inteligentes son el presente y el futuro, un nexo de unión entre nuestros coches y la seguridad. Pregunta por ellos en tu taller Neumáticos Expert  más cercano.

Comentarios de la red

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *