PSC SP-200 SIN, deja que la envidia te corroa

PSC SP-200 SIN, deja que la envidia te corroa

Lo de la empresa PSC Motors no tiene nombre o, de tenerlo, al menos no es profesional ni de caballeros escribirlo entre estas líneas. Vamos a ser humildes y calificarlo como “envidia” lo sentido hacia estos profesionales de demasiado talento, que han creado una monstruosidad, una maravillosa monstruosidad.

Cogiendo todos los récords obtenidos por el mercado del motor europeo y asiático, los estadounidenses de PSC Motors han diseñado un vehículo híbrido que deja a años luz todo lo conseguido hasta el momento. Sólo queda sacar papel y lápiz, tomar nota de lo mostrado e intentar superarlo mientras dejamos, muy gustosamente, que la envidia nos corroa.

Lo que tenemos ante nuestros ojos se denomina PSC SP-200 SIN, un súper deportivo que para más gallardía es un híbrido y que viene nada menos que de una presentación en Las Vegas. Es un concept, cierto, un prototipo del que sólo tenemos imágenes renderizadas. Pero es que nadie se había atrevido a concebir algo así.

Visualmente no es radical, muy vistoso por descontado, pero nada fuera de los límites de la existencia. En varios aspectos vemos líneas de Lamborghini fusionadas con Ferrari en un súper deportivo elegante y al mismo tiempo agresivo, sin alerones pero con un frontal realmente llamativo.

A pesar de todo, lo que más nos impacta es su interior, sobre todo los nada menos que 2.400 CV de potencia. Puedes releerlo si crees que has leído mal, pero te aseguramos que la cifra es correcta. Es el resultado de unir un motor V8 de 9.0 litros y 1.650 CV con un eléctrico de 750 CV. Para controlarlo se valdrá de transmisión de doble embrague con 8 marchas y tracción en las ruedas traseras.

Según los ingenieros de PSC Motors, el motor eléctrico del PSC SP-200 SIN tendrá 96 kilómetros de autonomía, muy superior a la mayoría de modelos actuales y el vehículo en su conjunto no superará los 970 kilos, dado que estará construido casi completamente a base de fibra de carbono y aluminio.

Con estos datos, la empresa se ha atrevido incluso a fijar unos objetivos de rendimiento. En ellos encontramos una aceleración 0 a 100 Km/h en apenas 2,6 segundos y su velocidad máxima debería estar muy cerca de los 450 Km/h.

No hay que olvidar en ningún momento que estamos tratando un súper deportivo híbrido, lo que abre las puertas a futuros desarrollos de modelos inimaginables hasta el momento con motores eléctricos. Si se cumple la teoría, este PSC SP-200 SIN comenzará a fabricarse en 2016. Para entonces, el resto de mercados debería haber ofrecido proyectos a futuro superiores, si es que lo logran.

Comentarios de la red

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *