Revisión y recambios adecuados, la mejor prevención para las averías este verano

Revisión y recambios adecuados, la mejor prevención para las averías este verano

Revisión y recambios adecuados

En la época de verano es cuando más averías se producen. Según el Real Automóvil Club de España (RACE), durante el transcurso de esta etapa del año se registran en ocasiones incrementos del número de averías por encima de 4% con respecto a cualquier otro momento del año.

Analizando los factores que pueden motivar esta necesidad de conseguir recambios como consecuencia de los viajes de vacaciones, se constata que muchos de ellos son completamente inevitables, al menos en lo que respecta a su aparición. Lo que sí podemos hacer los conductores, no obstante, es contar con las mejores piezas para que nuestro automóvil no sucumba tan fácilmente ante estos efectos adversos.

Entre ellos destaca por ejemplo el calor. Desde el pasado 26 de junio hasta el 15 de julio en España se vivió una sofocante ola de calor y la asistencia en carretera se incremento más de un 56% con respecto al mismo periodo del año anterior.

De todos los componentes que forman parte de la mecánica de un automóvil, el motor es el que peor salía parado en cuanto a registro de averías relacionadas con el calor. Por orden de mayor cantidad de casos a menos, estas fueron las averías más frecuentes durante el pasado verano:

  • Sobrecalentamiento
  • Pérdida de agua
  • Avería del manguito del agua
  • Recambio o reparación de la bomba de aceite
  • Recambio o reparación de la bomba de agua
  • Recambio del radiador
  • Avería relacionada con el testigo de refrigerante
  • Sustitución de la junta de culata
  • Casos de incendio

Como es posible constatar a la luz de los datos extraídos de los casos registrados de averías en verano de 2015, una revisión antes del viaje de vacaciones y un mantenimiento adecuado de todas las piezas del vehículo adquiridas en tiendas de recambios como Autingo, es la mejor solución para prevenir averías y accidentes relacionados con ellas.

La refrigeración del motor y todos los accesorios relacionados como refrigerante, nivel de aceite, el radiador, el ventilador o incluso el termostato deben estar previamente supervisados y ser sustituidos en caso de desgaste notorio, para evitar estos problemas de sobrecalentamiento.

Por descontado, la presión y el estado de los neumáticos es primordial, así como todo el sistema de frenado, principalmente en lo que respecta a las pastillas y el líquido de frenos.

La inversión en cualquiera de estos recambios de automóvil se convierte en la mejor solución para no tener que pagar posteriormente una costosa reparación o sufrir un accidente.

Comentarios de la red

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *